9ª Congreso Argentino de Limnología - Esquel - Del 20 al 24 de Septiembre Esquel 2020

Lagos Urbanos: Importancia, dinamismo y mutiplicidad de usos

Varias ciudades del mundo poseen en su propio ejido urbano, ambientes acuáticos de origen antrópico, pequeños y de escasa profundidad llamados popularmente lagos urbanos, aunque desde un punto de vista limnológico, su funcionamiento dista bastante de los lagos propiamente dichos. Según Schueler y Simpson (2003), los lagos urbanos representan los cuerpos de agua que mayor número de personas conocen y utilizan.

Estos particulares ecosistemas forman parte de la ecología urbana, contribuyen a incrementar la calidad de vida y a mitigar el clima urbano, proveen actividades educacionales y recreativas como la navegación, la pesca y la natación, además de sus usos estéticos, por lo que se consideran de importancia para los habitantes de las ciudades y el turismo (Quirós, 2007; Naselli-Flores, 2008).

Desde el punto de vista funcional, los lagos urbanos son bastante diferentes del común de los sistemas acuáticos. La ubicación de los mismos y sus características morfométricas, los hacen más vulnerables a la acción humana. Con frecuencia actúan como receptores de vertidos de diferente naturaleza que favorecen el proceso de eutrofización, generan olores desagradables y registran crecimientos incontrolados de fitoplancton y plantas acuáticas que afectan la calidad del agua (Oliva Martínez et al., 2008; Naselli-Flores, 2008; Albornoz et al., 2009).

La ictiofauna continental es un recurso de alto valor ambiental. El valor de los peces posee un significado especial en los lagos urbanos, en donde el funcionamiento de las pesquerías implica un manejo particular (Schramm y Edwards, 1994). Existen varios factores que inciden sobre este aspecto, en donde se destacan la riqueza de especies, las tramas tróficas existentes y el grado de aprovechamiento de los peces, que en ocasiones se destinan a consumo humano.